viernes, 22 de abril de 2016

Pez alado



       

                        PEZ ALADO
          
 

¿Puede nadar o solamente vuela? ¿Es el verde del mar quien lo protege o es el azul de cielo quien lo anilla? ¿Respira tierra o sabe del anzuelo venenoso? ¿Es pájaro con plomo o pez alado? ¿Se dirige hacia el Sur o va buscando el hielo?
              ¿Acaso soy yo mismo que no sé adónde voy, si voz o gesto amargo, sangre enlodada, mirada con arena y el corazón de musgo, pájaro preso o pez sin bronquios?
Los dos atentos a la bala y al anzuelo roñoso, mirando de reojo a la que lleva mármol en la sangre, que no es ni carne ni pescado, que vive de ella misma y nos tiene en su punto de mira hace ya mucho tiempo.
Al final nos iremos en una cesta con barrotes al fondo del abismo de un cebo de ceniza.