martes, 16 de febrero de 2016

Libros dedicados. Del equipaje de España. Dos de Gómez Yebra




Animación a la lectura y literatura juvenil.
Antonio A. Gómez Yebra
Renacimiento, 2016.

Libro plural que interesa a profesores, bibliotecarios, estudiosos y a padres en general ya que es “fruto de experiencias lectoras –escribe el catedrático Gómez Yebra en la introducción del libro- y de conferencias impartidas en diversas partes del mundo, casi siempre ante estudiantes de Magisterio y Filología Hispánicas… alumnos de Masters… profesores”. Es por lo tanto un libro vivido y trabajado, un libro escrito desde la experiencia y lo que pretende es, sobre todo, animar a la gente menuda a la lectura.
Pero pese al titulo, un tanto académico,  el libro se lee como si fuera una novela ya que, por una parte, el autor nos cuenta sus experiencias personales, de su paso por la escuela, el recuerdo de sus primeros libros y la presencia de la maestra, de cómo aprendió a leer, de sus compañeros. Por otra parte el libro tiene una mirada académica y didáctica con varias actividades como juegos, refranes, poemas, acertijos, reglas ortográficas y versificación y una excelente, equilibrada y variada  lista de libros de hoy para “chicos de hoy”.
El contenido del libro nos alerta de su pluralidad de temas y enfoques que va desde “La animación a la lectura entre jóvenes” a “Animación a la lectura con adivinanzas, pasando por “El uso del refrán en la educación”, “Las fábulas”, “Literatura fantástica” y nuestra parte preferida “Leyendo poesía con los niños”: un trabajo modélico en el difícil arte de iniciar a los niños en la poesía. Animación a la lectura y literatura juvenil es sin duda una herramienta imprescindible en las escuelas, institutos y bibliotecas, así como para los padres y estudiosos de este tema. 





La cópula.
Salvador Rueda.
Edición de Antonio A. Gómez Yebra,
Cátedra, 2014.

La dedicatoria que me escribe el catedrático Antonio A. Gómez Yebra, encargado de la edición, dice: “Para Hilario este libro que calificaron de “pornográfico”. Con un fuerte abrazo”. La ilustración de cubierta es un fragmento del cuadro Venus de la poesía, de Julio Romero de Torres en la que se ve un desnudo femenino recostado en un sofá. El titulo de la novela es también significativo: La cópula. Y al final del capítulo primero, cuando el autor describe a Rosalía leemos: “… unos labios gruesos, redondos, que incitaban a chuparlos; labios de un carmín alarmarte, especie de doble grito rojo de sensualismo”. Estas son pistas que nos (des)orientan sobre el contenido de esta obra del malagueño Salvador Rueda, uno de los iniciadores del Modernismo en nuestro país.
Una obra que el autor, cuando fue publicada, advirtió que podría ser malentendida y tachada de pornográfica, cuando en realidad la idea central de la novela es la sacralización de la sexualidad. Gómez Yebra, en un análisis minucioso, inteligente y penetrante, desmenuza la obra y nos la ofrece limpia de polvo y paja, restaurada y anotada con cientos de notas, con una importante bibliografía y estudios sobre la obra del poeta de Benaque, donde está su casa natal que visitamos acompañados por el alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos Garín, un luminoso día de enero.
En La cópula, dice el profesor Gómez Yebra, el novelista “está intentando convencer a sus contemporáneos de que la unión entre un hombre y una mujer forma parte de la reiterada cópula a la que la Naturaleza anima de continuo para la propagación de las especies. Por eso ve la unión carnal como algo sagrado, cargado de simbolismo, y, desde luego, hermoso y gozoso”.
Innecesario decir que esta edición es una herramienta didáctica por un lado y literaria por otro y es un libro imprescindible para los que quieran adentrarse en el mundo de Salvador Rueda.