domingo, 3 de mayo de 2015

Aprendiendo a ser viejo.

 
 

He visto la película A Late Quartet, (que recomiendo). En España creo que traducida como El último concierto. La música, sobre todo los Cuartetos  de Beethoven, es uno de los personajes principales. También son personajes (¿secundarios?) la pintura y la poesía. Esta última aparece en unos versos de Goethe y un poema de Ogden Nash, un poeta americano que, en su momento, fue considerado como el más representativo de la poesía humorística. No en el poema que aparece en la película y que dice un niño en el metro de Nueva York. El poema también formó parte de Lengua de madera, la antología de poesía breve en inglés publicada por “La isla de Siltolá”. Copio el poema de Nash y recomiendo el Cuarteto, opus 131que es el “último cuarteto” que cierra la película. 


VIEJOS

La gente espera que los viejos se mueran,
nadie en realidad lleva luto por los viejos.
Los viejos son diferentes. La gente los mira
con ojos que se preguntan cuándo...
La gente los observa con impávidos ojos,
pero los viejos saben cuando un viejo se muere.


OLD MEN

People expect old men to die,
They do not really mourn old men.
Old men are different. People look
At them with eyes that wonder when…
People watch with unshocked eyes;
But old men know when an old man dies.
                                                              Ogden Nash (1902-1971)


Gracias a Madison Madison, mi amiga de Facebook, que me “empujó” a volver a escuchar la música y a ver la película.