jueves, 9 de abril de 2015

Otro poema de guerra de John McCrae



  





       En los campos de Flandes

 En los campos de Flandes las amapolas estallan
entre las hileras de cruces, una tras otra,
que indican nuestro lugar; y en el cielo
las alondras, cantando aún con bravura, vuelan
apenas oídas entre los cañones de abajo.

Somos los muertos. Hace pocos días
vivíamos, sentíamos la madrugada, contemplábamos el resplandor del atardecer,
amábamos y éramos amados, y ahora yacemos
en los campos de Flandes.

Acepta nuestra lucha con el enemigo:
con débiles manos os pasamos
la antorcha; que sea vuestra para mantenerla en alto.
si traicionáis la confianza de los que hemos muerto,
no dormiremos, aunque las amapolas crezcan
en los campos de Flandes.


         In Flanders Fields

    In Flanders fields the poppies blow
    Between the crosses, row on row,
    That mark our place; and in the sky
    The larks, still bravely singing, fly
    Scarce heard amid the guns below.
   
    We are the Dead. Short days ago
    We lived, felt dawn, saw sunset glow,
    Loved and were loved, and now we lie
    In Flanders fields.
   
     Take up our quarrel with the foe:
     To you from failing hands we throw
     The torch; be yours to hold it high.
     If ye break faith with us who die
     We shall not sleep, though poppies grow
     In Flanders fields.

(Para Angeles, Cristina, Sagrario, Beatriz, Ignacio y Luis Angel que se han interesado por el poema).