viernes, 13 de febrero de 2015

Sentidos.


     
     
                 

  
          Sentidos

Muchos años después,
aunque ciegos de gozo,
se seguían mirando
igual que el primer día.
El tacto precintado,
la lengua consumida
secándose de ruido 
y el perfume de un cuerpo
recordando cuando los dos veían.

¿Cuánto tiempo les queda
de tropezar en sombras del pasado?  
¿Cuándo la luz que les libere  
del peso de otros rostros?
Cada día celebran la ceguera
de la misma manera
que celebran sus cuerpos. 
Cuerpos que están midiendo
con su peso de tierra
una brecha en la luz.